El Museo Valle-Inclán exhibe una carta autógrafa.

El escritor se la envió a Manuel Azaña el 10 de julio de 1922.

La sala pobrense dedicada a Valle-Inclán sigue sacando a la luz tesoros que forman parte de sus fondos, pero que habitualmente no están a disposición del gran público. Lo hace mediante las denominadas piezas del mes. En esta ocasión, le ha tocado el turno a una carta autógrafa, es decir una de las misivas que el creador del esperpento envió a Manuel Azaña entre 1921 y 1923, período en el que las relaciones entre ambos se estrechan.

Los escritos originales de dicho período, datados el 3 de abril de 1921, así como el 10 de julio y el 28 de diciembre de 1922, se custodian en el museo pobrense, mientras que el resto están en la Biblioteca Nacional.

La carta autógrafa que esta temporada se puede ver en la sala pobrense es la remitida por el escritor a Manuel Azaña el 10 de julio desde Madrid. Es un pliego de cuatro páginas, de las que hay dos escritas con tinta.

Fuente: lavozdegalicia.es

QUIZÁS TE INTERESE...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.