VILLAVERDE REY, Elpidio

Por Lois Pérez Leira

Nació en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) el 5 de noviembre de 1887. Aquí inició sus primeros estudios y trabajó en los negocios paternos: una fábrica de salazón, un aserradero y el Cine Fantasio. Aún joven se trasladó a Argentina (tierra natal de su madre). En Buenos Aires trabajó en varias oficinas comerciales, pero pronto regresó a Vilagarcía, ocupándose de los negocios familiares. Tiempo después sería elegido presidente de la Cámara de Comercio de Vilagarcía, en la que realizó una destacada labor.

Comenzó su actividad política militando en las “Irmandades da Fala”, fundadas en 1916, y posteriormente participa en la fundación de la Organización Republicana Gallega Autónoma (ORGA), siendo elegido, por esta fuerza política, como primer alcalde republicano de Vilagarcía en 1931. En sus años al frente de la alcaldía se construyó la Escuela Graduada y el Balneario de la playa de Compostela.

En agosto de 1933 fue el impulsor de un histórico acto organizado por su partido, en Vilagarcía, al que asistieron más de cuatro mil personas llegadas de distintos lugares. Participaron en los actos, que consistieron en un mitin y una comida de confraternidad, Santiago Casares Quiroga, líder de la ORGA y después de IR en Galicia, Osorio Tafall, que representaba al comité provincial de Pontevedra, Serrano Batanero, diputado por Guadalajara, Victoria Kent, ex-directora general de prisiones de la República, Alfonso Rodríguez Castelao, ex diputado y dirigente del “Partido Galeguista” y Manuel Gómez Román, secretario general del citado partido. Villaverde fue en estos actos anfitrión y presentador de los oradores.

Mantuvo muy buenas relaciones con el “Partido Galeguista” de Vilagarcía (al que pertenecía su hermano Luís). En 1934 el Ayuntamiento subvencionó un curso de conferencias sobre problemas del agro en el que participaron destacados especialistas del tema.

Con la llegada del Bienio Negro, Villaverde sufrirá persecuciones e incluso detenciones.

Estuvo varios meses preso en Cambados.

Con el triunfo del Frente Popular en febrero de 1936, Villaverde resulta elegido diputado a Cortes por la provincia de Pontevedra, representando a Izquierda Republicana de Pontevedra. Formará parte también de la Comisión Pro-Estatuto de Autonomía.

Producida la sublevación militar fascista en julio de 1936, intenta Villaverde organizar la resistencia en Vilagarcía, pero poco puede hacer. Después de estar escondido unos días consigue huir, con otros republicanos, en un barco pesqueiro hacia Portugal. El barco fue detenido en Lisboa, intercediendo por ellos el embajador republicano, Claudio Sánchez Albornoz. Villaverde colaborará con él, y cuando se produce la ruptura de relaciones entre la República y Portugal, partirá junto do Sánchez Albornoz, en un barco inglés, hacia Francia.

Desde el vecino país pasará a Madrid, poniéndose al servicio del gobierno legítimo. En Madrid fundará, con otros gallegos, las Milicias Galegas, que dirigirá militarmente Enrique Líster. Al finalizar la guerra pasó a Francia y, poco después, partirá hacia Buenos Aires, con su familia, en el barco "Masilia". Con él, viajaba el escritor Arturo Cuadrado, acompañado por su esposa, Amparo Alvajar.

Ya en Buenos Aires, Villaverde montará una cafetería, “Casa de la Troya”, que se convertiría en sede de importantes tertulias, tanto de escritores como de pintores, alguno de los cuales, como Castelao, Colmeiro o Seoane decoraron sus paredes con murales.

El 1 de octubre de 1939 parte, con Castelao, hacia México, para participar en el Parlamento Español en el exilio que tenía en su agenda la discusión del Estatuto Gallego que había quedado pendiente de aprobación debido a la Guerra Civil. Villaverde formará parte de la Comisión Parlamentaria del Estatuto de Galicia, aprobada en dicha sesión parlamentaria.

Elpidio Villaverde formó parte de la masonería, siendo miembro de la logia de exiliados gallegos “Antolín Faraldo”, junto con personalidades como Arturo Cuadrado, Luís Seoane y Ramón Rey Baltar, entre otros.

Se integrará, como diputado gallego, en el Consello de Galiza, constituido en Buenos Aires. Precisamente en su calidad de diputado y miembro del Consello será invitado a la toma de posesión de los presidentes de Uruguay y Chile. Participó también en el Primer Congreso de la Emigración Gallega realizado en Buenos Aires en 1956 y fue uno de los organizadores del homenaje que se le hizo a la actriz gallega María Casares, hija de Santiago Casares Quiroga, en su visita a la capital Argentina.

Luego del fallecimiento de Castelao, Elpidio Villaverde, junto con Ramón Suárez Picallo y Antón Alonso Ríos, encabezará el Consello de Galiza. Fallecerá el 27 de noviembre de 1962, siendo enterrado, en un emotivo acto, en el panteón del Centro Gallego.